“Reformas para relegitimar al Estado”

El excontralor de la República, Ramiro Mendoza y el exministro de Hacienda, Rodrigo Valdés, fueron invitados a exponer en la sesión ordinaria de agosto sus propuestas para reformar el Estado en medio del proceso constituyente. 

La sesión de julio de la Academia Chilena de Ciencias Sociales, Políticas y Morales tuvo como ponentes al excontralor de la República, Ramiro Mendoza y el exministro de Hacienda del gobierno de Bachelet, Rodrigo Valdés, quienes presentaron sus propuestas para relegitimar el Estado. 

El primero en exponer fue el abogado y ex contralor de la República, Ramiro Mendoza, quien partió mostrando varias investigaciones de consultoras y centros de estudios sobre las preocupaciones de la ciudadanía y empresas para poder entregar algunas reflexiones sobre lo que está pasando en actualidad con el Estado y visualizar ciertas pinceladas de la realidad. 

“La clave es tener o darse cuenta de que el rol social es esencial para recuperar la confianza en Chile”. Según las investigaciones, año a año los mayores desafíos son los mismos: mayor productividad, estabilidad política, innovación, mayor crecimiento entre otros. Temas muy evidentes, sin embargo han aparecido otros desafíos que están muy debajo en las encuestas y que no son mirados con mucha preocupación tales como: los cambios culturales, empoderamiento del consumidor, gestión de la fuerza laboral. 

Lo mismo pasa respecto de la economía, a pesar de la fuerte recuperación de la actividad económica, sigue siendo una preocupación el crecimiento potencial y no acercar a la economía a quienes no saben y que tienen un fuerte impacto en ella. “Los porcentajes del PIB en materia de gasto en educación, el gasto de salud son en realidad monstruosamente distintos y superiores a los que había hace 30 años atrás. Eso debiese tener un correlato de una mejor calidad del Estado. Sin embargo, ese correlato, no lo hemos podido construir de manera eficaz en Chile”, aseguró el ex contralor de la República.

Continuó hablando sobre las claves para relegitimar el Estado: entre ellas mayor participación y transparencia para mejorar la democracia y credibilidad de las instituciones “nosotros tenemos un problema de credibilidad en la forma de cómo se trata a las personas. Cómo se respetan los derechos de los ciudadanos, cómo se respetan los derechos humanos y es un tema que nos está pasando la cuenta en la construcción de la confianza”.

Ramiro Mendoza terminó su presentación preocupado de que no haya cambios profundos en las próximas reformas: “Si hacemos una transformación para que todo siga igual, es decir lo mismo del Gatopardo, hagamos como que todo cambie, pero para que todo siga igual, yo creo que si hacemos eso, estamos condenando los próximos años institucionales de este país, porque las dificultades que tenemos hoy día no se van a arreglar así” concluyó. 

El segundo en exponer fue el economista y ex ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés Pulido, quien abordó su presentación sobre cada una de las tres palabras del título de la sesión: reformas, relegitimar y Estado.

Según el ex ministro las reformas son útiles como guías para pensar en cambiar, pero tiene varios artistas e imprecisiones. Primero hace pensar que los problemas se pueden solucionar a partir de cambios meramente técnicos apartados de la política, cuando la mayoría de nuestros problemas son políticos y segundo da la percepción de que existen soluciones prácticas y rápidas, como subir o bajar un interruptor de la electricidad. y que una vez alcanzados, terminan con nuestro problema. 

“La verdad es que las reformas nunca terminan, lo que necesitamos son procesos de cambio para que la política funcione y eso requiere un conjunto de incentivos que hoy día no tenemos y que tenemos que acordar como sociedad”, afirmó el economista.

Respecto a la palabra relegitimar entendida como volver a que algo tenga legitimidad, se preguntó qué sería hoy día ilegítimo en el Estado: el monopolio de la fuerza, el cobro de impuestos, impartir justicia, la diferencia en el trato a los ciudadanos y la entrega de bienes públicos y sociales. 

Sobre el concepto de Estado, Valdés explicó que “nuestros problemas como país mezclan cosas que van mucho más allá de meros aspectos estatales. Muchos tocan ámbitos privados, pueden ser colectivos, pero no estatales y solo por nombrar unos pocos, los elevados grados de desconfianza, la cantidad de hogares monoparentales, los problemas de la Iglesia, los casos de colusión”. 

El economista concluyó su presentación hablando sobre las propuestas para relegitimar el Estado y sus instituciones: un nuevo estatuto laboral, una reforma al sistema de gobierno, descentralizar Chile donde 5 o 6 regiones tengan más atribuciones y una profunda reforma a las Fuerzas Armadas y de orden de manera que ella efectivamente estén a cargo del poder civil.