Convención Constitucional: balance y perspectivas de un semestre de labor

Los convencionales Constanza Hube Portus y Felipe Harboe Bascuñán, fueron invitados a analizar —en la sesión ordinaria de noviembre— el proceso de redacción del nuevo texto constitucional.

A casi seis meses de iniciado el trabajo de la Convención Constitucional que busca crear una nueva Carta Magna para el país, la Academia invitó a su sesión ordinaria de noviembre a los convencionales Constanza Hube Portus y Felipe Harboe Bascuñán, para exponer sus análisis a lo que ha sido el trabajo del organismo a la fecha.

Comenzó la exposición la abogada Constanza Hube quien habló sobre las causas de la inestabilidad democrática para aproximarse a un mejor diseño institucional.

“Existe un escenario que representa un peligro para el proceso político (…) los partidos que tienen mayoría en el Congreso pueden adoptar una actitud obstruccionista frente al Ejecutivo y viceversa (…)  se genera una tormenta perfecta y la parálisis institucional donde están los problemas del diseño”, explicó.

Continuó el análisis el político y convencional por el Distrito 19, Felipe Harboe, quien comenzó su presentación hablando sobre el derrumbe de los tres pilares que sostuvieron a la democracia en la década de los 90 (la Iglesia, el mercado y la política) y cómo la ciudadanía fue “buscando nuevos pilares en la democracia”. 

“Hemos iniciado conversaciones a partir de la semana pasada para un proceso de acuerdos amplios, con el fin de llevar adelante un texto que tenga, evidentemente cambios, pero que también se haga cargo. No es una refundación de la República, sino que tiene que ver más bien con definir cuál va a ser el rol del Estado en la economía y cuáles serán las relaciones de poder, cómo se va a distribuir y cuáles van a ser los derechos que los chilenos vamos a tener”, relató el convencional.