Académicos realizan “balance del proceso constituyente”

Los académicos Marisol Peña y Ernesto Ottone manifestaron sus visiones respecto del próximo proceso constituyente que comienza en Chile.

El pasado lunes 30 de noviembre de 2020, la Academia de Ciencias Sociales, Políticas y Morales, sesionó con el objetivo de conversar y plantear visiones acerca de los resultados del plebiscito constitucional y el próximo proceso constituyente que inicia el país.

El primero en exponer fue el académico Ernesto Ottone, quien de partida aclaró que su análisis nacía desde un punto de vista de la sociología política y no desde un punto de vista jurídico.

Ottone afirmó que el proceso constituyente “es el único camino a la vista para defender y reforzar la democracia en Chile, como proceso, pero también es importante que su texto también pueda reflejar esto, el albergue al sistema democrático”.

El académico también destacó que el proceso constituyente se realiza en un escenario complejo “con un gobierno que carece de un liderazgo fuerte” y “con una oposición fragmentada, sin una idea compartida de un proyecto de país, en la que los sectores más radicales pareciera tener más vitalidad que los sectores moderados”. En este sentido, expresó que si estos factores se reflejan demasiado en la elección de los constituyentes “no tiende a favorecer un debate sereno y una base común sobre los procedimientos democráticos que deberá incluir la constitución y producir una negociación marcada, más por la desconfianza, por la exacerbación de las diferencias, por la oposición ciega a los contenidos sociales que debe tener una constitución moderna y que es la que tienen los países democráticos exitosos”.

Pese a todo, Ottone llamó a “no envolverse en la mortaja del pesimismo”.

Posteriormente fue el turno de la académica Marisol Peña, quien comenzó realizando una cita al constitucionalista norteamericano Bruce Ackerman, mencionando que todas las constituciones inevitablemente se enfrentan al dilema de la “conversación entre generaciones”, entonces se pregunta “¿cómo puede un texto concebido hace 100, 200, 50 o 40 años —como esta constitución— contribuir al desarrollo de una sociedad esencialmente cambiante y traducirla a las necesidades del presente?”

En su exposición Peña comenzó planteando “cómo nace la idea de ir hacia una nueva constitución en Chile”, recordando algunos hitos que dieron origen a esta iniciativa, para lo cual destacó el último mensaje presidencial de la ex presidenta Michelle Bachelet en 2017.

Más adelante la académica destacó el resultado electoral de la segunda papeleta del plebiscito —la cual eligió la Convención Constituyente por sobre la opción Mixta— expresó que “la ciudadanía mostró claramente un no a la forma tradicional de hacer política” y releva la opción por una “alternativa ciudadana”.

Por último Peña manifestó su preocupación por la convivencia del trabajo de la Convención Constitucional y el poder constituyente derivado que sigue en manos del Congreso Nacional.